Header image

Avería en la calefacción: ¡siga la guía!

Los sistemas de calefacción representan instrumentos de mucho roce y desgaste. Eventualmente presentarán fallas que deberás corregir y que no se refieren solo al mantenimiento lógico. La avería en la calefacción es un evento para el que debes estar preparado con la finalidad de resolver rápidamente. Son tantos y tan variados los eventos que pueden significar problemas que no se pueden resumir. Sin embargo, existen algunos comunes en cualquier avería en la calefacción. A continuación, te presentamos algunas opciones para resolver este tipo de contratiempos.

Si deseas más emergencia de avería de calefacción, fontanero por avería de calefacción, avería ruidosa de calefacción, empresa de avería de calefacción, avería de caldera de calefacción, visita nuestro portal web.

También podrás encontrar información sobre el gestos ecológicos, renovaciones energéticas, reducir el consumo de energía, ventanas y verandas o el comportamiento medioambiental de las empresas en España.

avería en la calefacción, tipos de averías, sistemas eléctricos, sistema

Cómo funciona el sistema de calefacción a gas

En otras entradas te hemos descrito detalladamente las partes de un sistema de calefacción. Pero para comprender la avería en la calefacción podemos darle un ligero repaso. Existen muchas variaciones, pero en los casos de calefacción a gas puedes tener una idea general. Una caldera calienta agua en un depósito. La misma pasa a los ductos cuando alcanza su nivel óptimo de potencia calórica. Los ductos transmiten el calor a los radiadores que son los elementos difusores. Después, se verifica una realimentación del sistema retornando el agua al depósito. En cualquier parte de este sistema puede producirse una avería en la calefacción.

Diferencias con los sistemas eléctricos

El sistema de calefacción eléctrico es diferente de manera relativa. Algunos calentadores de agua tienen la intensidad de potencia suficiente para el rango térmico requerido. No es el sistema más común, pero en este también se puede presentar una avería en la calefacción. Así mismo, algunos sistemas funcionan con independencia en los radiadores, es decir, no son ductos, que llevan un fluido. Simplemente resistencias eléctricas que crean el factor de choque térmico para transmitir calor al ambiente circundante.

Aquí podrás encontrar los datos que corresponden a este tipo de sistemas de calefacción.

avería en la calefacción, tipos de averías, sistemas eléctricos, sistema

Averías comunes en los sistemas de calefacción

Evidentemente se trata de problemas en los componentes del sistema. La avería implica un mal funcionamiento de partes del equipo. A continuación, te describimos las más comunes.

Averías en la caldera

Se trata del alma del sistema en los casos de calefacción a gas natural. Los problemas que suelen presentarse se relacionan con dos cosas básicas. Los quemadores y las válvulas, que son partes del equipo sometidas a desgaste por fricción. Así mismo, los ductos internos y la relación gas aire que implica la combustión. En estos casos las reparaciones implican sustitución de piezas.

Averías en radiadores

La avería en radiador de calefacción central es más común de lo que parece. Lo primero es que esta parte del sistema se encuentra expuesta. Siempre la ves, se encuentra en muchos sentidos sometida a su propio uso y a la manipulación constante. Si son equipos con capacidad para modificar rendimiento, las llaves y similares tienden a desgastarse por uso.

Un aspecto que tomar en consideración es el material en el que están elaborados. Algunos se deterioran con el tiempo o presentan fugas que deben ser subsanadas.

Averías en el termostato de la calefacción

Otra pieza de permanente cuidado es el termostato. Su función es básica porque establece los rangos de temperatura y trabajo, lo cual impacta en el mantenimiento. Generalmente son piezas que deben ser sustituidas por cuanto pierden contacto interno. Adicionalmente a eso el componente electrónico que normalmente se asocia, es muy delicado.

Averías en el sistema de tuberías

Se trata de un caso particular, que debe ser atendido por personal especializado. Los ductos son generalmente tuberías de metal resistente al calor, pero con amplio rango de transmisión energética. El desgaste es algo común sobre todo en las conexiones. Las averías normalmente se refieren a fugas en el sistema como producto de mala manipulación o similares.

Recomendaciones generales

En este punto es necesario que desarrollen un poco de intuición con respecto a la determinación de la avería. No se trata de que la repares, sino que sepas que hacer para que un técnico especializado lo haga. Casos como las conexiones que generalmente son de rosca, pueden requerir de soldaduras especializadas. Por eso, sigue estos consejos y no quedaras mal.

Detectando la falla

Algunas averías son reconocibles de inmediato. Si la caldera no enciende y el suministro de gas se comprueba, existe una avería. Si el reloj de temperatura sigue subiendo y la caldera se bloquea, seguro el termostato falla. Reúne esta información y mantenla en resguardo para más adelante.

Cierra las llaves del equipo

Existe una acción inmediata, relacionada con la posibilidad de un problema más grave. Puede que la falla no puedas detectarla y por lo tanto ignores las consecuencias. Lo ideal es suspender el funcionamiento hasta resolver. Forzar el equipo puede dañarlo irreversiblemente. Peor aún, puede generar un problema más grave como un estallido, causando daños materiales y físicos.

Contacta con la compañía de suministro

En tu contrato de servicio existen algunas cláusulas sobre la obligación de la compañía de asistirte cuando se presentan averías. Así mismo, su interés es que el servicio no se suspenda indefinidamente así que se incorporará a la solución. Para poder elegir a la compañía se puede utilizar un comparador de luz y gas.

Llama al técnico de inmediato

Esta es una acción lógica, determinada por la necesidad de un profesional que se encargue solución a tu problema. El técnico además puede estar especializado en cierto tipo de equipos particulares. Por ejemplo, la avería en caldera de calefacción Junkers, cuenta con un servicio especializado. De esta manera se garantiza el conocimiento y preparación del técnico para atender la situación.

Solicita asesoría para la adquisición de repuestos

Una parte de la magia de la competencia se refiere a la disposición de informaciones de muchas fuentes. Las compañías no solo compiten en precios, sino en calidad de servicio. Por ello, cuando tengas la necesidad de adquirir un repuesto, consulta en varias fuentes. Calidad, precio, marcas, asistencia, son solo algunos elementos que debes tomar en consideración.

La solución de avería en la calefacción es un procedimiento generalmente sencillo, que no te incluye como técnico. Es decir, no toques lo que no conoces, déjalo en manos del técnico que para eso se preparó. Además, existen riesgos que no debes correr y de los que mejor es alejarse.

¿Alguna pregunta?

Cualquier duda que tengas la responderemos encantados. Estamos abiertos a recibir también vuestras opiniones para poder mejorar cada día.

Nuestra página Facebbok

Nuestra cuenta de Twitter